Un café conzz-portada

Jorge Enrique Abello: la paternidad plantea “educar gente honesta, honrada y fuerte”

Por: Pilar Bolívar Carreño

Fotos: Camilo Espitia

El escritor, conferencista, estratega digital y youtuber habló con MedPlus sobre el papel que marcó su vida: ser padre.

Night Night by Cambio se ha convertido en su nuevo hijo; para más exactitud, en el cuarto… o inclusive, el quinto o sexto y si, seguimos haciendo la cuenta de proyectos o ‘renacimientos’ (como él les llama a sus aprendizajes constantes), la cifra no bajaría de la decena.

Hoy, Jorge Enrique Abello es uno de los personajes más versátiles del mundo del entretenimiento: escribe libretos para televisión, produce series web, genera estrategias de publicidad digital y crea narrativas exclusivas para contar historias, igualmente, novedosas.

De ahí nació la idea de crear su canal de YouTube y, en plena época electoral, darle vida a un nuevo Jorge Enrique mediante Night Night, el espacio virtual cocreado con la revista Cambio, en donde él pasa de ser protagonista a destacar a los actores principales de la coyuntura nacional (aunque, en uno de sus videos recientes, anunció que le inyectará sangre internacional a su nuevo bebé 2.0).

Si bien sus hijos laborales le demandan tiempo y energía, Candelaria, Antonio y María Matilde no solo son sus focos; han sido sus motores para ser el padre multitask y el hombre en continuo desaprendizaje y eterno reaprendizaje.

¿Cómo llegó la paternidad a su vida? ¿Qué momento profesional y personal atravesaba, entonces?

La paternidad ha llegado a mi vida en tres momentos distintos. El primero fue cuando yo tenía 30 años y nació mi hija Candelaria. Era un momento en el que yo era muy joven, estaba en pleno éxito Yo soy Betty, la Fea y realmente no era tan consiente de lo que era ser padre; lo percibí como algo natural, como un paso orgánico en la vida de uno pero no tenía ninguna conciencia. Tuve que aprender a ser padre con ella y ella fue enseñándome cómo ser padre; por ello, si me lo preguntan, el nacimiento de mi primera hija me cogió un poco ‘con los calzones abajo’. El segundo hijo llega 17 años después de Candelaria y, con un poco más de conciencia y felicidad absoluta, al darle a mi hija mayor un hermano. Y luego, al año, intempestivamente llegó a casa María Matilde. Nos tomó por sorpresa completamente, pero con una conciencia familiar más poderosa y grande, y con la certeza de cuando ya se tienen 50 años, de querer entregarlo todo por tus hijos. Llegaron en momentos muy distintos, pero me han hecho el hombre que soy.

¿Cuál ha sido el mayor desafío que le ha planteado la paternidad? ¿Cómo lo ha asumido?

El mayor desafío que la paternidad plantea es educar gente honesta, honrada y fuerte para vivir un mundo caótico, dual, que se debate entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad. Como padre vas a tener que sacar lo mejor de los seres humanos (si puedes) y eso no va a ser siempre fácil. Construir hijos con valores, amor, seguridad sobre sí mismos es algo muy complejo y, sobre todo, sin muletas. Entonces ese es un gran reto, pero la educación es el mayor.

¿Repetiría, en estos tiempos, la experiencia de ser padre?

Si la repetí hace muy poco (dos años), la respuesta es sí. Sí, por determinación de especie, por sentido de la vida, por mi pensamiento religioso y filosófico que me indica que hay que traer mejores seres humanos a este mundo, por el reto de la vida, por volver a empezar, volver a nacer, por reconstruir, por darnos una nueva oportunidad sí lo volvería a hacer.

¿Su aspecto a mejorar o asignatura pendiente en la paternidad?

Repito todas las asignaturas como padre, porque estás aprendiendo, realmente, todo el tiempo. Pero el padre que fui cuando nació mi hija Candelaria es un padre distinto del que fui cuando nacieron mi hijos Antonio y María Matilde; he adquirido conocimientos distintos y la vida ha tomado otros colores, a través de estos conocimientos en mi mundo y en el mundo de las personas que me rodean.

¿Por qué los conceptos de renacer, reaprender o reconstruir son transversales en Jorge Enrique Abello?

Mientras antes yo estaba parado en una orilla, ahora estoy parado en la otra totalmente opuesta a la de hace veinte años, y eso me lleva a tener que reaprender a ser padre (al ser mi mayor aprendizaje en la vida); y cuando te toca reaprender, debes volver a luchar, a entender la vida y a sacarla adelante. Eso es renacer, pues te toca volver a construirte y en ello se basan mis días.

¿Qué viene para este año?

Mis proyectos profesionales se enfocan al estudio de contenidos que tengo y en donde construimos series, publicidad digital, comunicaciones discursivas y analítica, a través de uno de nuestros asociados, para abrir nuevos mercados, generar puentes con comunidades y construir nuevas narrativas, nuevas posibilidades de historias. Tenemos un par de proyectos de televisión importantes que ya tendremos el gusto de anunciar (uno de ellos es muy, muy grande) y esperemos que surja algo en el camino frente a las series que estamos creando para web.

También le puede interesar

Más en:Un café con

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.